Txetxu Acha Aristegui, alumno 1º EUCCB y surfista

Para este número de Feeling Marketing quedamos en la playa con Txetxu. Este joven de 18 años es un surfista habitual de las playas de Uribe Kosta, juega a waterpolo y es su primer año como universitario tras haber finalizado sus estudios en Escolapios. En esta entrevista nos cuenta que tal está siendo su experiencia en la Escuela Universitaria de la Cámara de Comercio de Bilbao y la transición a la vida universitaria.

atxa (id: 212)¿Por qué decidiste estudiar en esta Universidad?
Desde pequeño siempre he querido hacer algo relacionado con la empresa. A lo largo de los dos años de bachiller estuve buscando las diferentes opciones que tenía, y encontré la posibilidad de ir a la Cámara de Comercio. Me informe sobre las ventajas que tenía respecto a los idiomas y, además, el marketing es algo que llevo viendo desde pequeño y me he dado cuenta de que es algo que me gusta y a lo que me puedo dedicar en un futuro.

¿Qué tal te estás adaptando a la vida universitaria?
Por una parte bien, ya que el horario que tenía en el colegio era menos flexible que el que tengo ahora pero, por otra parte, me esta costando adaptarme a todas las horas que hay que invertir en trabajos y en estudio para los exámenes. Es un poco más complicado que en otras universidades, ya que esta universidad te da menos libertad a la hora de poder faltar a clase.

Y ahora que casi has terminado primero, ¿cómo está siendo tu experiencia?
El comienzo fue un poco mas complicado ya que pasar de los trabajos que se hacían en el cole a los que se hacen en la Cámara quita mucho tiempo y el nivel de dificultad aumenta, pero poco a poco te vas acostumbrando y, como estudias lo que te gusta, se te va haciendo mas ameno. Es el primer año como universitario con lo cual aprendes muchas cosas nuevas. ¿A quién no le gustaría ser o volver a ser universitario?

Surfeas habitualmente y juegas a waterpolo, ¿Cómo lo compaginas con los estudios?
Los entrenamientos de waterpolo los tengo todos los días de 20:30-22:30 lo cual no me estorba mucho, pero para poder surfear si que tengo que buscar tiempo. El horario de 8:00 a 14:10 me quita mucho tiempo, muchas veces por las mañanas me he saltado 3 o 4 horas y hay días en los que no he pasado por la uni para poder surfear, pero claro, todo esto tiene su parte negativa, por las tardes me tengo que quedar en la biblio para poder recuperar las horas que he perdido de clase.

Después de esta agradable charla en la playa y después de haber mencionado el tema del surf nos despedimos y Txetxu empieza a preparar la tabla y a ponerse el neopreno para coger unas olas y relajarse después de un duro día de clases.