Formando investigadores

Durante los últimos años, algunos profesores de la CamaraBilbao University Businss School han realizado varios trabajos de investigación y algunos de ellos han sido compartidos con el alumnado que lo han recibido con ilusión y gran curiosidad. De esta forma, los estudiantes tienen la oportunidad de tratar un poquito más cerca todo lo relacionado con su futuro más cercano.

El pasado año se puedo ver de la mano de los profesores Lázaro Echegaray, Isabel Urbano y Guillermo Barrutieta, que llevaron a cabo el proyecto Urban Campus, el cual consiste en crear espacios de trabajo y colaboración entre las diferentes entidades locales, privadas y públicas y el alumnado de la CamaraBilbao University Business School. Este proyecto causó mucha impresión a todos aquellos apasionados de la investigación y, de hecho, varios alumnos se involucraron más participando en algún proyecto dirigido por este profesor fuera del horario lectivo.

Lázaro Echegaray. Isabel Urbano y Ana Mata han dirigido los distintos trabajos de investigación.

Lázaro Echegaray. Isabel Urbano y Ana Mata han dirigido los distintos trabajos de investigación

 

Otro de los proyectos es Edad y Talento dirigido por Isabel Urbano en el que han participado muchos otros profesores de la CámaraBilbao y realizado para Lanbide. Éste trata de una investigación para la experimentación de metodología de cocreación en el diseño de un Programa Piloto de activación profesional orientado a personas con experiencia en puestos de responsabilidad mayores de 45 años.

El último proyecto está más relacionado con asignaturas de tercer curso, centrado en el campo de la responsabilidad social y habla sobre los beneficios para las empresas los programas personalizados de salud. El proyecto ha estado dirigido por la profesora Ana Mata y en el equipo, al igual que en el resto de trabajos, ha participado parte del personal docente de la CamaraBilbao.

Los alumnos, a las puertas del mundo laboral, se sienten realmente afortunados de poder contar con profesores involucrados en tantos proyectos y que, además, les permiten participar en muchos de ellos. De esta forma, pueden verse moviendo ficha en el mercado real que les aguarda con los brazos abiertos en tan solo unos pocos meses. A día de hoy, no hay nada mejor para un alumno que la oportunidad de poner en práctica la teoría aprendida y toda la creatividad de adolescentes con ganas de comerse el mundo.